La catedral de Amiens, en Francia

catedral de Amiens

Soy aficionado del arte gótico. Siempre me ha parecido el estilo arquitectónico más bello y espectacular, y, las catedrales, su mejor elemento representativo. Podría hablaros de las de Burgos o la de León, nuestro mejores representantes, pero sin duda, si hay dos que merecen una mención especial son la catedral de Amiens y la de Chartres, quizás no tanto por su belleza, a la par de las españolas, sino por su importancia histórica.

En el departamento del Somme, entrando en la región de Picardía, se encuentra Amiens, un lugar poblado desde cientos de años atrás hasta el punto de que los restos de presencia humana más antiguos de Europa fueron encontrados en esta región. Es Picardía una zona próspera e industrial cuya riqueza económica empezó ya en tiempos de los romanos. Ya en el siglo XI esta actividad industrial, siglo a siglo en aumento, derivó en el campo de los telares hacia una riqueza inigualable en Francia que le valió reconocimiento a nivel nacional. Alrededor de esta industria grandes señores comenzaron a establecerse allí, y las mansiones y grandes palacios hicieron acto de presencia.

Siguiendo la línea histórica de Picardía, Amiens también nació de la mano de los romanos y creció al ritmo de la economía industrial regional. En el siglo XIII comenzó a construirse un templo que fuera referente en Francia. Siguiendo los planos de Robert de Luzarches empezó la construcción de la Catedral de Amiens sobre lo que fueran los restos de una iglesia románica que, desgraciadamente, había sido arrasada por un incendio. Rapidamente, la construcción de esta gran catedral encontró el apoyo de la próspera burguesía de la ciudad e incluso de la casa real.

Fue tal el apoyo y la ilusión puesta en esta gran catedral gótica, que en apenas 50 años quedó finalizada.

Es la Catedral de Amiens una iglesia magnífica en su interior, de líneas elegantes y altas, muy luminosa gracias a la luz natural que entra por sus ventanales y rosetones, tan clásicos del gótico. Son ventanas de casi 12 metros de altura que por un lado dan paso a la luz exterior y por otro perfila la verticalidad de la iglesia.

133 metros de largo por 65 de ancho; un magnífico coro y una gran nave central custodiada por dos laterales. La plante, en cruz, claro. Y es que esta catedral es el perfecto ejemplo para los estudiantes del gótico. No le falta ni uno de los elementos característicos de este estilo.

Exteriormente tiene dos torres, una más alta que la otra, construidas a fines del siglo XIV y principios del XV, y en medio de ambas, el magnífico rosetón central tan clásico y fotografiado de la catedral de Amiens. En el pórtico frontal, las esculturas en galería de los Reyes franceses así como una representación del Juicio Final; en el pórtico sur, la dedicatoria a la Virgen.

LA CATEDRAL DE AMIENS

  • Año de su inclusión en la lista de Patrimonios: 1981
  • Localización: Departamento de Somme, en el norte del país
  • País: Francia

Tags:

Category: Patrimonios de Europa

Imprimir


Comentarios (3)

Comentarios RSS Feed

  1. VIVA LA IGLESIA CATOLICA….MARAVILLAS SALIERON DEL CORAZON DE PERSONAS CATOLICAS….SOLO DE ESTE TIPO DE GENTE SE PUEDEN ESPERAR ESTAS PRECIOSURAS. QUE PENA LOS INDIGENISTAS……Q PENA NADA !!!! FUERAAAA !!!!

  2. Espectacular catedral y el roseton para que entre la luz del sol, a menudo haciendo juegos de luces es un capítulo aparte.

  3. Xisco Bernal dice:

    “Qué pena los indigenistas” dice alguien por ahí. La ignorancia es muy atrevida, dice un viejo refran. No sabe el que lo dice que la pena es su ignorancia. Seguramente este personaje se sentiría fascinado por el brillo de la hoja y la belleza de la empuñadura de la espada… que va a cortarle la cabeza…!!

Deja tu comentario