El Centro Histórico de Córdoba, hogar de la Mezquita

Mezquita de Cordoba

La Mezquita de Córdoba, belleza deslumbrante que dibuja sueños de oro en las cálidas noches andaluzas. Símbolo de un pasado glorioso escrito a fuego en el Libro de la Historia. La Mezquita de Córdoba, lugar de reunión, en época de los califas, de sabios de todo el mundo: filósofos, astrónomos o escritores.

Córdoba pasea su historia por su centro histórico entre paredes encaladas, calles adoquinadas, balcones de flores y ese silencio sólo alterado por los pasos huecos de los turistas. Es el barrio de la Judería uno de los más bellos de Andalucía: sabor tradicional, puro arte andaluz, costumbres y miradas clásicas de mi Andalucía tallada por fenicios, cartagineses, romanos, visigodos y musulmanes.

Ha sido tal su diversidad cultural y su prosperidad que se conservan en su casco histórico recuerdos de todas esas culturas. Desde que esta ciudad fuera conquistada por los romanos allá por el año 206 a.C., los monumentos se han ido sucediendo. Comenzando por el puente romano que sobre el Guadalquivir da acceso a todo el centro de la ciudad.

Los alminares árabes de las iglesias de San Juan y Santa Clara, la Almedina y la Ajerquía, el precioso Alcázar, la sinagoga judía o las iglesias cristianas de estilo románico-mudéjar de San Miguel, San Lorenzo o San Pedro. Elementos góticos como los de San Jacinto o barrocos como los de San Hipólito o San Francisco. La Casa de las Campanas, la de los Caballeros de Santiago y, sobre todo, el gótico Alcázar de los Reyes Cristianos…

Son muchos detalles los que le han valido para que se le otorgara el preciado reconocimiento de ser considerada Patrimonio de la Humanidad en el año 1984, pero, por encima de todos, destaca, claro, la soberbia Mezquita.

El que fuera el mayor templo musulmán de la Península comenzó a construirse por mandato de Abderramán I en el año 784. Cipreses y palmeras (hoy naranjos) daban acceso a un magnífico templo que consta de once naces y hasta ciento diez columnas de granito, además de unos característicos arcos abovedados en rojo y blanco que la han hecho famosa en el mundo entero. Al Hakkam II y más tarde Al-Mansur acabaron por darle la imagen y el tamaño que actualmente tiene, aunque la posterior Reconquista hizo que sobre ella se construyera una Catedral cristiana en el año 1523, bajo reinado de Carlos V, que mezcla estilos barrocos, gótico, renacentista e incluso plateresco.

Mezquita de Cordoba

La iniciativa cordobesa del Patronato de Turismo local ha fortalecido la bellísima imagen que ya teníamos de este monumento gracias a un nuevo proyecto, que bajo el nombre de “El Alma de Córdoba” nos muestra a una Mezquita mágica, la que se despereza en las luces de las sombras nocturnas. Sí, ahora podemos asistir también a un espectáculo audiovisual nocturno en la Mezquita, que nos permitirá conocerla de un modo diferente.

Desde el Patio de los Naranjos nos iremos adentrando, acompañado por una guía de proyecciones de luces y sonidos, por cada una de sus estancias, para conocer su pasado, su presente y su futuro.

Hay diferentes pases a lo largo del año, según la temporada, para una visita nocturna que durará aproximadamente una hora. Podéis ver todos los precios, horarios y días de visitas en la siguiente dirección: visita nocturna a la Mezquita de Córdoba.

CENTRO HISTORICO DE CORDOBA

  • Año de su inclusión en la lista de Patrimonios: 1984
  • Localización: en Córdoba, Andalucía
  • País: España

Tags:

Category: Patrimonios de Europa

Imprimir


Comentarios (1)

Comentarios RSS Feed

  1. Carmen Rios dice:

    Preciosa e incomparable.

Deja tu comentario