Templo de Apolo Epicureo, Grecia

Templo de Apolo

Construido en Bassae, a unos 8 kilómetros de la ciudad de Figalia y situado en lo que en la Antigüedad era la antigua región de Acadia, se encuentra el Templo de Apolo Epicureo. El edificio ha sido datado en la primera mitad del siglo IV a.d.C. y las crónicas, sobre todo Pausanias, lo definen como de una gran belleza.

Se supone que fue erigido siguiendo el diseño planeado por el célebre arquitecto Ictino (autor también de verdaderos iconos de la arquitectura clásica como pudieran ser el Partenón de Atenas o el Telesteiron de Eleusis), aunque no está confirmado, como parte de los trabajos que concernían a la restauración del templo que había anteriormente en el lugar y que ha sido fechado en torno al año 500 a.d.C. Se cree, y siguiendo de nuevo el testimonio de Pausanias, que el sobrenombre de Epicurio se le dio gracias a la ayuda que el dios Apolo dispensó a la ciudad cuando esta fue asolada por la peste durante los años de la llamada Guerra del Peloponeso.

Del templo el autor griego destaca tanto su ubicación, en un lugar alejado y de difícil acceso, como la imagen enorme del dios, hecha en bronce y de unos 3,5 metros de altura que albergaba en su interior y que fue trasladada a Megalópolis desde Figalia para que permaneciese allí. Del mismo modo, llamaba la atención su magnífico tejado fabricado “exclusivamente de piedra” (esto no es del todo cierto, ya que para sujetar el techo se utilizaron vigas de madera). Fue incluido en la lista de los lugares Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1986.

Asimismo elogia la armonía de sus proporciones y su belleza general: en él se localizaba la primera columna de orden corintio del área griega que constituyó un enorme avance histórico y artístico.

Año de su inclusión en la lista de Patrimonios: 1986
Lugar: Bassae
País: Grecia
Otros Patrimonios en Europa: Patrimonios de la humanidad en Europa

Foto Vía: África Puente

Tags:

Category: Patrimonios de Europa

Imprimir


Deja tu comentario