El Monte Namsan, en Corea del Sur

Monte Namsan

Situado en Corea del Sur, el Monste Namsan está en pleno centro del Parque Nacional Gyeongju, al sur de la ciudad homónima, desde la cual es bastante fácil el acceso. Con sus 494 metros de altura, el Namsan o la “Montaña del Sur” es uno de los principales atractivos turísticos de la región, no sólo por las maravillas naturales que lo rodean, sino porque en sus rocas hay testimonios históricos pertenecientes al periodo Silla, entre el 57 a C. y el año 935, por lo que el lugar fue declarado como Patrimonio de la Humanidad en el año 2000.

También se han hallado varios centenares de sepulcros de distintos gobernantes de la época, diseminados por todo el territorio que abarca la montaña, siendo quizá la más representativa la zona de Poseokjeong, situada en las faldas del Namsan. El arte hallado en esta montaña abarca desde tallas budistas de estilo coreano hasta relieves labrados en la roca, cerca de 60 pagodas construidas en piedra y un centenar de templos y palacios que datan en su mayoría de entre los siglos VII y X, muchos de los cuales están considerados como tesoros nacionales.

El lugar de la montaña donde existe una mayor cantidad de vestigios es su ladera oeste, aunque las inscripciones que nos puedan dar una pista sobre los hechos acontecidos aquí son muy escasas, de hecho, sólo hay una roca que aun las conserva. Y otor lugar que merece la pena ver son los budas de Bae-ri, cuyas figuras fueron esculpidas en la misma roca, y también la estatua de Buda sentado en el valle de Mireuk, todos ellos considerados como parte del tesoro cultural de Corea. La mayor de todas las estatuas del parque se encuentra en el Valle de Samneung, y con sus 7 metros de altura y 5 de ancho, representa a la figura de Sakyamuni en actitud meditativa.

Año de inclusión en la Lista de Patrimonios: 2000
Lugar: Parque Nacional Gyeongju
País: Corea del Sur
Otros Patrimonios de Asia: Patrimonios de la Humanidad en Asia

Foto vía: rshe002

Tags:

Category: Patrimonios de Asia

Imprimir


Deja tu comentario