El Parque Nacional de Garajonay, en La Gomera

Garajonay

La isla de La Gomera, perteneciente al archipiélago de las Islas Canarias, ya estaba habitada antes de la llegada de los conquistadores en el siglo XV, aunque es bien poco lo que se conoce sobre ellos. Si bien se sabe que vivían principalmente de la ganadería y la recolección, es poco más lo que se puede asegurar,  salvo que para ellos el lugar más importante de la isla en términos religiosos era el Alto de Garajonay, lugar en el que se han hallado restos de celebraciones rituales y que se encuentra dentro del Parque Nacional homónimo.

El Parque Nacional de Garajonay fue declarado como Patrimonio de la Humanidad en el año 1986, debido a la presencia de bosques de laurisilva, un tipo de bosque prehistórico propio de las regiones subtropicales. Curiosamente, la isla de La Gomera presenta un paisaje árido en las zonas bajas, en contraste con la humedad, la casi perenne niebla y frondosidad de sus bosques, situados en las cotas más altas de la isla.

El nombre de laurisilva proviene de “bosque de laureles”, por presentar una gran cantidad de especies vegetales cuyas hojas son similares a las de esta planta. La laurisilva se encuentra principalmente en las zonas de la isla orientadas al norte, debido a la influencia (humedad y temperatura)  que proporcionan los vientos alisios.

Otra de las características del Parque Nacional de Garajonay es que muchas de sus especies son endémicas de La Gomera, y los bosques de laurisilva son considerados como auténticas reliquias de la prehistoria, por lo que las pocas zonas en Canarias donde aun se encuentra este tipo de vegetación han debido ser puestas bajo protección, siendo Garajonay el más extenso y mejor conservado en el archipiélago.

Año de inclusión en la lista de Patrimonios: 1986
Lugar: Isla de La Gomera
País: España
Otros Patrimonios de España: Patrimonios de la humanidad en España

Tags:

Category: Patrimonios de Europa

Imprimir


Deja tu comentario