- Patrimonios de la Humanidad - https://patrimoniosdelahumanidad.com -

La Ciudad Vieja de La Habana

La capital de Cuba, La Habana, es una ciudad cuya fuerte personalidad la ha proyectado como destino turístico en todo el mundo.

Fue Diego de Velázquez quien fundó, en el año 1514, la población de San Cristóbal de La Habana al norte de la isla. Sin embargo, y tras dos traslados de las edificaciones construidas, finalmente optó por levantarla en una bahía que estaba protegida de las aguas abiertas del Atlántico. Corría el año 1519, y aquel emplazamiento situó a la ciudad como un puerto estratégico para el desembarco de los navíos españoles que arribaban a las costas americanas.

Las riquezas que empezaron a descubrirse en aquel Nuevo Mundo, sin embargo, también atrajo las ambiciones de los piratas caribeños quienes comenzaron los saqueos de las localidades costeras. Fue en el año 1538 cuando por primera vez sufrieron el asalto de estos piratas, pero la protección de la bahía les fue suficiente para expulsarlos. No tuvieron tanta suerte la segunda vez, y en el año 1555 la ciudad fue asolada.

Comenzó así a levantarse todas las fortificaciones que más de 400 años después han sido consideradas Patrimonio de la Humanidad, comenzando por los castillos de La Punta y de El Morro, justo a la entrada de la bahía. Antonelli fue quien inició aquella serie de fortificaciones que tuvieron su punto culminante en el año 1674 cuando se construyeron las murallas de la ciudad.

Por aquella época se adoptó la arquitectura colonial tan característica de estas islas, y en forma de cuadrícula, la ciudad comenzó a crecer en torno a las plazas de San Francisco, la Plaza Nueva, la de Armas y la de la Ciénaga (de la Catedral).

Es este legado arquitectónico al que hoy se rinde homenaje. La Habana Vieja tiene ese encanto particular de las callejas antiguas, de las casas coloniales, de los edificios empedrados, de tener una propia cultura que parece separarla de la ciudad más moderna.

El Castillo de El Morro es el primer edificio antiguo que se vé si se entra por mar. Frente a él, cerrando la Bahía, el mencionado castillo de La Punta. Al otro lado de la Ciudad Vieja se alza el castillo de Atares, y uniéndo y protegiendo a la ciudad, en sus murallas, los torreones de La Chorrera, San Lázaro y Cojimar, que datan del siglo XVII.

Pero si éste es el recorrido de sus fortificaciones, el de sus plazas nos llevará a la Plaza de Armas, donde están el palacio de los Capitanes Generales (hoy museo de La Habana), el del Conde Santovenia y el del Segundo Cabo (sede actual del Tribunal Supremo).

En la Plaza de la Catedral se encuentran los palacios del Conde Lambillo, el de los Condes de Bayona, el de los Marqueses de Arcos, y el de los Marqueses de Aguas Claras. Al otro lado se alza la magnífica Catedral, de color blanco y edificada en el año 1777.

Nuestro recorrido por las iglesias nso debería llevar hasta la iglesia del Espíritu Santo, del año 1632, la más antigua de la ciudad; la Iglesia del Santo Cristo del Buen Viaje; el Convento de San Agustín y el Convento de Nuestra Señora de Belén. Por último están la Iglesia de San Francisco de Paula, del año 1667 y el Convento de Santa Teresa de Jesús.

LA CIUDAD VIEJA DE LA HABANA Y SUS FORTIFICACIONES

  • Año de inclusión en la lista de Patrimonios: 1982
  • Localización: al norte de la ciudad, en La Habana
  • País: Cuba
  • Otros: Patrimonios de Cuba