- Patrimonios de la Humanidad - https://patrimoniosdelahumanidad.com -

La Catedral de Espira, en Alemania

Situada en la ciudad homónima, la Catedral de Espira (también conocida como la Speverer Dom), es un hermoso ejemplo de arquitectura religiosa, consagrada a Nuestra Señora de la Asunción y a San Esteban. Construida con arenisca roja y con sus cúpulas y tejados decorados en hermosos tonos turquesa, es una de las llamadas Catedrales Imperiales (o Kaiserdome) de la región de Renania-Palatinado. La catedral pasó a formar parte de los Patrimonios de la Humanidad en el año 1981.

También es el mayor de los edificios románicos que se conservan en el mundo, tras la desaparición de la Abadía de Cluny durante los tiempos de la Revolución Francesa. De hecho, Conrado II quiso que ésta fuera la mayor de las iglesias cristianas de Occidente, aunque tristemente no llegó a verla terminada debido a la prolongación de las obras.

Como característica distintiva del edificio, nos encontramos con una hilera de columnas que rodea la catedral, siguiendo la parte baja del tejado, un detalle exclusivo de este edificio.

Las obras de construcción de la Catedral de Espira se iniciaron en el año 1030, en los tiempos de reinado de Conrado II y se prolongó hasta el fallecimiento de éste y su posterior sucesión por parte de Enrique III, terminando dichas obras en el año 1061.

La tragedia se cernió sobre la Catedral a finales del siglo XVII, cuando las tropas de Luis XIV provocaron un incendio que estuvo a punto de destruir la mayor parte del edificio, además de saquear las sepulturas de los emperadores alemanes que descansaban bajo su suelo sagrado.

La catedral permaneció en ese estado hasta que finalmente se emprendieron las obras de reconstrucción entre los años 1772 y 1784, obras durante las que se añadieron un vestíbulo y una nueva fachada. Tristemente, las tropas francesas volvieron a profanarla a finales del siglo XVIII. La última de sus restauraciones fue llevada a cabo entre los años 1846 y 1856, y cuyos gastos corrieron a cargo del mismísimo Luis I, el entonces monarca de Baviera.

Año de inclusión en la lista de Patrimonios: 1981
Lugar: Ciudad de Espira (Speverer)
País: Alemania
Lee sobre otros: Patrimonios de la Humanidad en Alemania

Foto vía:  welterbe-speyer