- Patrimonios de la Humanidad - https://patrimoniosdelahumanidad.com -

La Catedral de Santiago, maravilla en Sibenik

Desde el punto de vista cultural, la Catedral de Santiago, en Sibenik, es un testimonio del intercambio artístico entre Dalmacia e Italia (puntualmente La Toscana) durante los siglos XV y XVII. Su diseño, mezcla particular de la escuela renacentista y el gótico, representa un momento histórico de esplendor creativo y político, no es casualidad que la Unesco, en el año 2000, la haya declarado Patrimonio de la Humanidad.

La construcción se extendió más de un siglo, comenzó en 1431 y finalizó en 1535. Las paredes son de piedra caliza y mármol. Los tres maestros que trabajaron en el diseño, Francesco di Giacomo, Georgius Mathei Dalmaticus y Niccolò di Giovanni Fiorentino, definieron con maestría la distribución de los espacios, se detuvieron especialmente en la cúpula, las bóvedas y los elementos decorativos.

La Catedral es un atractivo turístico bellísimo, visitantes de toda Europa Central se acercan a conocerla y a admirar puntualmente el friso, decorado con 75 figuras de hombres, mujeres y niños, esculpidas a mano por el escultor Juraj Dalmatinac, ejemplo sublime del encuentro entre el arte gótico y el renacentista. Se observan gestos de temor, de inseguridad, de seriedad, entre otros, en un intento de representar las preocupaciones de los habitantes de Sibenik de aquellos tiempos.

También impresionan las dos escaleras de la sala nave que bajan hasta la sacristía, o al baptisterio, donde están representados tres ángeles que sostienen la pila bautismal. Además de la cripta del obispo Sizigoric y el portal del león, que se encuentran en la cara norte del edificio.

Tanto los amantes de la arquitectura como el público en general no podrán dejar de sorprenderse con las técnicas utilizadas en la edificación de la catedral, de avanzada para la época. No se utilizaron ladrillos ni estructuras de madera. Una vez allí, podrán contratar un guía por grupos que explica -en distintos idiomas- la historia de la catedral, el contexto histórico y artístico en que fue construida y los distintos trabajos de mantenimiento que se han realizado a lo largo de los años para mantenerla idéntica al proyecto original. La catedral sólo está abierta los días en que se celebra misa.

Lamentablemente, fue dañada durante la guerra de la década de 1990 por fuerzas serbias, lo que obligó al municipio a realizar una inversión fuerte para su restauración. Los trabajos se desarrollaron meticulosamente, y hoy es imposible notar los daños.

Es una visita obligatoria, a pesar de que la ciudad de Sibenik no tiene otros atractivos de esta calidad: el recorrido es muy placentero y la catedral es verdaderamente impresionante.

LA CATEDRAL DE SANTIAGO

Foto vía: Rubén