- Patrimonios de la Humanidad - https://patrimoniosdelahumanidad.com -

El Templo del Cielo, en Beijing

Altar imperial para sacrificios, el Templo del Cielo, construido en el parque Tiantan Gongyuan, al sur de Beijing, es Patrimonio de la Humanidad, reconocido por la Unesco, desde el año 1998, por su relación con la época imperial china en tiempos de la dinastía Ming y Qing, y por su simbolización de la mitología china simbolizada por la relación entre la tierra y el cielo.

Un poco de Historia

Edificado en el año 1420, las dinastías anteriormente mencionadas lo utilizaron para pedir por la venida de buenas cosechas al mismo tiempo que daban gracias a los dioses por la obtención de buenos frutos. Simbolizaba así el lugar perfecto en el que la tierra de los mortales se unía con el cielo de las divinidades, el centro de todas las creencias chinas y de los conceptos que éstos mantenían del universo. Hasta allí, cada temporada, por primavera, marchaba el emperador dispuesto a hacer sus oraciones.

Entraba al tempo por el sur, por la puerta Zhaohen, desde donde llegaba hasta el Altar Circular en el que destacan sus tres niveles construidos en mármol, representativos del hombre, la tierra y el cielo. Aquella noche el emperador permanecía en la sala de la Oració nde las Buenas Cosechas, localizada en la parte norte del Tempo.

Visita al Templo del Cielo

Hoy día, es ésta una de esas visitas que resultan imprescindibles en la capital china, uno de esos lugares en los que podremos captar la esencia de la China más ancestral y tradicional y al que habremos de llegar bajando por Wuiamen Bajie desde la Plaza de Tiananmen.

Este templo en realidad está formado por varios edificios, rodeados por una doble muralla, interior y exterior. La base es cuadrada en recuerdo a la Tierra, pero están terminadas en formas redonda simbolizando el cielo.

Es, por su forma, el más conocido de todo el conjunto. Se trata de un edificio de forma circular, con un diámetro de base de 30 metros y que se alza a 38 metros sobre el suelo. En su diseño se puede ver en primer lugar una plataforma de mármol blanco construida en tres niveles sobre la que se alza un tempo circular que cuenta con un triple tejado con tejas azules y un remate final en su cúpula en dorado.

El interior es de madera, pero es muy singular, pues las veintiocho columnas que allí pueden verse están dispuestas en tres círculos concéntricos: el más interior está formado por las cuatro columnas mayores, representando a las cuatro estaciones del año. el siguiente círculo lo forman doce columnas que simbolizan a los meses del año, y por último, en el círculo exterior hay otras doce columnas para las doce horas del día chino.

Aquí se llevaban a cabo los sacrificios rituales. Fue construido en el año 1530 y está formado por tres plataformas concéntricas rodeadas por barandas de mármol blanco. A él se llega por un camino de piedra que lleva desde el Templo de la Oración, al norte, a este Altar, en la parte sur de las instalaciones.

De estructura similar (aunque de menor tamaño) al Templo del Cielo, la Bóveda Imperial del Cielo es el pabellón en el que se guardaban todos los instrumentos que se usaban en las ceremonias rituales, pero en el que también se rendía homenaje a todos los antepasados desaparecidos. Rodeada por un muro, es también un palacio circular de sesenta metros de diámetro.

Información práctica

El Templo del Cielo, en Beijing

  • Año de inclusión en la lista de Patrimonios: 1998
  • Lugar: Beijing
  • País: China
  • Otros lugares que ver: patrimonios chinos